Consejos para comprar una mochila.

Para empezar, recuerda que las mochilas se miden en volumen de capacidad, osea, en litros. Es decir, la cantidad de litros te dice la cantidad de espacio que cabe en la mochila y está muy relacionado con la cantidad de peso que vamos a meterle dentro, por tanto, tenemos que ser conscientes de cuánto peso soporta normalmente nuestro cuerpo sin sufrir lesiones para poder comprar nuestra mochila.

El peso que debería transportar una persona no debería superar nunca el 25% de su propio peso, y lo ideal sería cargar entre un 15% y un 20%.

Respecto al tamaño, no siempre es proporcional a tu altura. El tamaño de tu torso es el que determina el tamaño de una mochila apta para tí ya que las correas deben poder apretarse a la altura de la cintura para poder transportar el peso a las caderas.

En relación a las mochilas y sus tallas:

Mochila pequeña: Se consideran pequeñas aquellas que tienen capacidad entre 15 y 30 litros. Por lo general estas mochilas no tienen tallas diferenciadas.
Mochilas medianas: Se consideran medianas aquellas que tienen capacidad entre 30 y 50 litros. Muchos fabricantes ya las realizan en 3 diferentes tallas: S, M y L y, en algunos casos, también diferencian entre mochilas especiales para “hombre” y “mujer”. Además, como un plus, muchas también incluyen un sistema que regula la altura de las hombreras, para un mejor ajuste.
Mochilas grandes: Se consideran grandes aquellas que tiene capacidad de más de 60 litros. En este caso también suelen venir en algunas tallas (S, M y L) y, al igual que las medianas, incluyen un sistema que regula la altura de las hombreras.

Dicho todo esto, el cinturón es la parte más importante de una mochila ya que con él transmitiremos la mayor parte del peso a las piernas y a la cintura. De esta manera no sobrecargarás la espalda ni las cervicales.Para que el cinturón cumpla con eficiencia su finalidad tiene que abrazar los laterales de tu cadera de forma correcta y en la parte posterior, el apoyo lumbar debe ser acolchado y estar bien ubicado.

Las mujeres tenemos una morfología diferente a la de los hombres. Con esto en mente, muchos fabricantes ofrecen cinturones adaptados a nuestro cuerpo, y han creado mochilas con diseños pensados para torsos más cortos, cinturones adaptados a la forma de la cadera femenina y con tirantes ubicados estratégicamente para que no interfieran con los pechos.Las mujeres debemos llevar el cinturón en una posición más alta que los hombres. Mientras al hombre el cinturón le abraza las caderas, en la mujer este va más alto y aprovecha la forma de la cintura para apoyarlo sobre ellas.

Idealmente el cinturón tiene que tener un regulador que nos permita ajustar el tamaño del mismo, para que no nos quede ni muy grande ni muy pequeño, y con un diseño pensado para que no deje deslizar la mochila hacia abajo por culpa del peso.

Una prueba que puedes realizar es comprobar que con el cinturón ajustado a la cadera la mochila es capaz de soportar peso mientras los tirantes de los hombros están flojos. También debes comprobar que el cinturón no se te escurre hacia las piernas.

Esto es lo básico a la hora de seleccionar una mochila. En caso de querer más información accede al enlace de la fuente aquí.

¡Cómo preparar una mochila de campamento!

Os dejo también un vídeo que explica un pequeño truco de cómo guardar camisetas para que ocupen menos en la mochila, hay varias versiones de esta técnica, yo por ejemplo aprovecho para guardar la camiseta con calcetines y ropa interior dentro antes de enrollarla, espero que os sirva.

Y para terminar, aquellos que ya lleváis bastante tiempo en los scouts o haciendo cosas en el campo y demás, ¿crees que se nos olvida algo? Comenta y ayúdanos a completar la web.